Radiofrecuencia Accent: última tecnología al servicio de la estética

A casi todos nos resultan ya familiares términos como radiofrecuencia, cavitación, microdermoabrasión, lipoláser, presoterapia, fototerapia, láser de diodo, peeling ultrasónico… Incluso, sabríamos decir que son tratamientos de última tecnología al servicio de la estética. Pero, ¿sabemos de verdad en qué consisten? ¿Sus aplicaciones? ¿Sus beneficios?

Hoy queremos centrarnos en la radiofrecuencia, un tratamiento no invasivo que utiliza ondas electromagnéticas y que puede solucionar muchos problemas estéticos gracias a su capacidad para rehabilitar el colágeno de forma natural en nuestro organismo.

Existen diferentes técnicas de radiofrecuencia. Las tres principales serían Accent, Indiba y tripolar. En Clínica ALFABARA ponemos a tu servicio el sistema de radiofrecuencia Accent® by Alma Láser, que se caracteriza por la combinación de los métodos unipolar y bipolar ofreciendo a nuestro cuerpo grandes beneficios, puesto que favorece la regeneración de colágeno y la estimulación de fibras.

Su principal objetivo es tensar la piel, mejorando notablemente arrugas y surcos, pero también es especialmente útil para combatir la celulitis. Así, entre las principales aplicaciones de la radiofrecuencia Accent® podríamos destacar:

  • Tratamiento de la flacidez de la cara y cuello.
  • Mejora de la flacidez de los brazos.
  • Reducción de la piel de naranja en nalgas y pliegues glúteos (celulitis).
  • Reafirmación de la piel tras una liposucción.
  • Recuperación del abdomen tras el parto.

Cómo funciona Accent®

Accent® es un dispositivo emisor de radiofrecuencia avanzada que eleva la temperatura térmica de los tejidos, y al mismo tiempo enfría la piel para evitar daños y molestias. Como consecuencia del aumento de temperatura, las fibras de colágeno de las capas medias y profundas de la piel se contraen y se rompen las células grasas, para ser después eliminadas por nuestro propio cuerpo.

Mediante el uso del cabezal unipolar y del cabezal bipolar, Accent® permite la penetración profunda y controlada de la radiofrecuencia.

La RF bipolar produce un calentamiento gradual de la piel, actuando principalmente sobre las fibras existentes de colágeno, fortaleciéndolas y produciéndose en la piel un efecto llamado colagenogénesis (formación de nuevo colágeno), creando el efecto de contracción de la piel, y por lo tanto reduciendo la flacidez.

La aplicación de RF Unipolar acelera el metabolismo de la célula grasa, produciendo una disminución en el tamaño de la misma.

Durante el tratamiento, el paciente tendrá una sensación de calor y masaje. En principio, las sesiones tienen una duración orientativa de 45 minutos, aunque el tiempo de la sesión dependerá de la zona a tratar y de si está más o menos castigada.

Aunque hay resultados visibles desde un principio, durante los meses siguientes, la piel iniciará un proceso progresivo de formación de nuevo colágeno. Así que, poco a poco y de forma duradera, la piel se mostrará más joven, suave y elástica. Recientes estudios verifican que la retracción de la piel se produce gradualmente entre los dos y seis meses después de la sesión. En algunas personas los resultados son visibles mucho antes y, en la mayoría, la mejoría es continua hasta pasado el año. Según esos mismos estudios, los resultados se mantienen estables al menos durante 2 años, y pueden llegar a los 3 o 4.