Cirugía Estética Corporal

Hoy en día, la cirugía estética corporal nos permite lucir el cuerpo que siempre hemos soñado: un abdomen plano, unos senos más proporcionados, deshacernos de esas zonas de grasa localizadas que no responden a dieta ni ejercicio. En clínica Alfabara, nuestros especialistas médicos te recomendarán el tratamiento más adecuado para ti dependiendo de tus expectativas y necesidades.

Abdominoplastia

Esta cirugía elimina el exceso de piel y grasa acumulada en la parte baja del abdomen. La abdominoplastia está indicada sobre todo para personas que están en buena forma física pero tienen la piel abdominal flácida y/o una importante cantidad de grasa, difícil de eliminar con dietas o ejercicio. Cada año, miles de personas se someten a esta intervención sin experimentar grandes complicaciones. A pesar de todo, es fundamental estar informado de los riesgos que conlleva, incluso el cirujano te podría sugerir otros tratamientos más convenientes para ti, como una liposucción o un tipo de abdominoplastia más limitada.

La intervención debe ser practicada en un hospital o clínica con una estancia de unos dos días. Los resultados se notan poco después de la intervención y son muy duraderos. A menos que ganes o pierdas una gran cantidad de peso, podrás contar con tu nueva figura durante muchos años. El paso del tiempo puede hacer que tu piel pierda rigidez, en ese caso, el cirujano podría sugerirte un tratamiento adicional para restaurar tu contorno abdominal.

Aumento de glúteos

El aumento de glúteos puede realizarse fundamentalmente con dos técnicas: con prótesis (gluteoplastia) o mediante la recolocación de grasa de otras partes del cuerpo. La elección de una u otra dependerá de las características individuales del paciente, de sus preferencias y del cirujano que lleve a cabo la intervención, que puede recomendar una u otra. En ambas técnicas las cicatrices no serán visibles y se podrán retomar las actividades normales en unas dos o tres semanas como mucho. En cualquier caso, los resultados son sorprendentes en cuanto a mejora del tamaño y la forma de los glúteos, aunque en el caso del aumento de glúteos con grasa el resultado final definitivo no se observará hasta los seis meses, cuando se haya reabsorbido el 30-40% de la grasa añadida.

Aumento de mamas

Las razones para someterse a una cirugía de aumento de mamas son fundamentalmente que los pechos no se han desarrollado al tamaño deseado, igualar el volumen de ambas mamas, o volver a tener el volumen natural de los senos, que se ha reducido debido a un embarazo, a perdidas de peso o debido a la edad. Es una intervención que se les realiza a miles de mujeres cada año sin tener ningún tipo de complicación, pero es muy importante ponerse en manos de un buen profesional que te informe sobre los pros y contras de la cirugía y las complicaciones que puede conllevar. 

La intervención se realiza en hospital, habitualmente bajo anestesia general, y dura de una a dos horas. En la mayoría de los casos se pasará ingresada la primera noche.

Es muy importante que los implantes sean de un gel de silicona cohesivo, que garantiza que, en caso de rotura del mismo, el gel no se disperse.  Hay implantes muy diferentes, redondos o anatómicos, diferentes grados de cohesividad, diferencias en altura, proyección. El cirujano te aconsejará y asesorará sobre los tipos de prótesis que existen te recomendará el más adecuado para ti.

Elevación mamaria

El embarazo, la lactancia y la fuerza de la gravedad hacen que el pecho de la mujer caiga. Debido a la pérdida de elasticidad de la piel, el pecho a menudo pierde su forma y firmeza y empieza a descolgarse. La elevación mamaria o mastopexia es el proceso quirúrgico para elevar y remodelar el pecho caído. Si tu pecho es pequeño o ha perdido volumen (por ejemplo después del embarazo), la solución podría pasar por la implantación de prótesis mamarias junto con una elevación (mastopexia).

Es importante comentar con el cirujano tus expectativas y atender sus recomendaciones. Cada paciente, y cada cirujano también, tiene una opinión diferente sobre cuál es el tamaño y forma ideal para el pecho.

La mastopexia se realiza en un hospital, normalmente bajo anestesia general. Esta cirugía dura de 90 a 180 minutos, sobre todo si hay que asociarla con un implante mamario.

Reducción de mamas

La reducción mamaria o mamoplastia de reducción es la intervención adecuada para mujeres con pechos muy grandes y caídos, o de tamaño desproporcionado para su cuerpo, también para las que padecen molestias o complejos por su volumen. Y es que, un volumen mamario excesivo puede causar problemas físicos objetivos como dolor de espalda y cuello, alteraciones posturales, problemas dermatológicos en los pliegues submamarios, incluso dificultad para la práctica deportiva. Y no solo problemas físicos, sobre todo en adolescentes puede causar una enorme falta de confianza y problemas de integración social. Hay muchas técnicas de reducción mamaria, que deberán adaptarse a cada caso en particular, el objetivo es siempre adaptar y armonizar las mamas al cuerpo de la paciente.

Esta cirugía tiene como objetivo reducir el volumen de tejido mamario, tanto grasa como glándula, subir la areola-pezón a su posición correcta y remodelar el tejido restante, estrechando y subiendo la mama, para lo cual hay que resecar también el exceso de piel. Esta intervención se realiza siempre en hospital y casi siempre bajo anestesia general. La duración depende del grado de hipertrofia mamaria, habitualmente de 3 a 4 horas y se recomienda una estancia en clínica de, al menos, 24 horas.

Ginecomastia

La ginecomastia es un sobredesarrollo de la mama masculina. Actualmente la padecen de un 40 a un 60 % de los hombres, pudiendo afectar a una sola mama o a las dos. En caso de sobrepeso es importante tratar primero de corregir el problema con ejercicio o pérdida de peso, antes de acudir a la intervención de reducción mamaria masculina. Si eres un hombre sano, has finalizado tu desarrollo hormonal y tienes la piel elástica y firme, esta operación sí puede ser recomendable para ti.

La intervención de corrección consiste en quitar grasa y tejido glandular de las mamas, para conseguir un tórax plano, firme, y bien contorneado. Puede realizarse bajo anestesia general o, en algunos casos, bajo anestesia local y sedación. El paciente puede permanecer ingresado de seis horas a un día completo.

Corrección de mamas tuberosas

Las mamas tuberosas o tuburales tienen un impacto físico y psicológico muy importante entre las mujeres que las padecen, son los llamados pechos picudos o cucurucho o aréolas enormes. Entre un 30% y 40% de las pacientes que acuden a realizarse un aumento de pecho padecen algún grado de tuberosidad. Es frecuente que la paciente acuda a la consulta solicitando solo un aumento mamario, sin conocer que presenta esta malformación. Las causas aún no están muy claras, y el diagnóstico se suele realizar durante la adolescencia debido a que es cuando se produce el trastorno del crecimiento mamario.

Afortunadamente, la cirugía plástica ofrece una solución a dicha malformación de senos, pero es importante ponerse en manos de un buen cirujano, porque es un tipo de operación que no todos los cirujanos saben tratar y, en estos casos, es fundamental hacer un buen diagnóstico preoperatorio.

Lipoescultura

La lipoescultura trata de conseguir una distribución más armoniosa de la grasa corporal estilizando las formas del cuerpo. Para ello se utilizan técnicas de liposucción y lipofilling.

La liposucción es la técnica que trata de extraer tejido adiposo (grasa) de diferentes partes del cuerpo:  entrepierna, caderas, espalda, flancos, glúteos, brazos, cuello y mentón, entre otras.

El lipofilling o injerto de grasa consiste básicamente en procesar la grasa obtenida con técnicas de liposucción, purificarla y después infiltrar esta grasa corporal purificada en zonas como glúteos, cadera, mamas, cicatrices deprimidas o el rostro.

La lipoescultura ofrece resultados permanentes o de larga duración con un correcto mantenimiento del peso corporal.

Liposucción

La liposucción está especialmente recomendada para personas con un peso normal pero con zonas aisladas de grasa que en comparación al resto del cuerpo se ven desproporcionadas (muslos, caderas, abdomen, brazos, tobillos, papada, etc.). Estas áreas localizadas son casi siempre hereditarias y la grasa no se elimina con dietas o ejercicio; en esos casos la única forma de combatir esta grasa es la liposucción.

Aunque la liposucción puede realizarse a cualquier edad, siempre se obtendrán mejores resultados si su piel tiene todavía elasticidad suficiente para volver a recuperar la silueta después de la intervención. En algunos casos con pacientes de avanzada edad, debido a la falta de elasticidad en la piel, será necesario también estirarla para adaptarla a la nueva silueta.

Cada año miles de personas se someten a esta intervención con éxito, aunque hay que ser consciente y conocer ambas cosas tanto los riesgos como los beneficios.

El proceso de curación es gradual y deberás esperar un poco antes de ver el resultado final, ya que la retención de líquidos y la inflamación tras la intervención pueden retrasar la aparición de tu nueva figura.

Cirugía íntima

Los procedimientos que se realizan con mayor frecuencia son la reducción de labios menores o el aumento de labios mayores, ya sea de forma independiente o combinando ambas técnicas. Si está interesada en otro procedimiento no dude en consultarnos.