Cirugía Estética Facial

El objeto de la cirugía estética es mejorar la apariencia física del paciente por medio de procedimientos quirúrgicos, mejorando su estabilidad emocional y calidad de vida. En nuestra clínica contamos con un equipo médico especialista en cirugía estética, que está a la vanguardia en las últimas técnicas quirúrgicas, para ofrecer el mejor resultado.

Cirugía de párpados (blefarosplastia)

La blefaroplastia es la cirugía que corrige las bolsas de los párpados inferiores, la caída de los párpados superiores o la grasa que se acumula alrededor de los ojos, rasgos que dan al rostro un aspecto de cansancio y  envejecimiento que casi nunca se corresponde con la realidad.

Dependiendo de cada paciente, la cirugía se realiza con anestesia local o anestesia local más sedación y suele durar desde una hora, si son solo párpados superiores o inferiores, o dos horas si es completa (de ambos párpados).

La cirugía es ambulatoria o con una estancia de unas horas en clínica. Para el postoperatorio se prescribe al paciente, junto a un analgésico-antiinflamatorio, la aplicación de hielo y de un colirio (así como una pomada oftálmica).  Los hematomas de la operación desaparecen a los siete o diez días, aunque el nuevo aspecto final definitivo no se alcanza hasta unos dos meses de la intervención.

Cirugía de nariz (rinoplastia)

El objeto de la rinoplastia es corregir la forma o el tamaño de la nariz. Bien porque se desee mejorar la armonía del rostro o porque se sufra algún tipo de traumatismo nasal o problema respiratorio. Es la más frecuente de las intervenciones de cirugía estética y al mismo tiempo la más compleja.

En una primera visita, el cirujano lleva a cabo una exploración tanto de la estructura como de la funcionalidad de la nariz.  Es fundamental que cirujano y paciente aclaren sus expectativas y las posibilidades de la intervención, porque no siempre los deseos del paciente se corresponden con lo que es armónico dentro del conjunto facial. La cirugía se realiza generalmente con anestesia general, y puede durar desde una hora y media como mínimo hasta tres horas.

Cirugía de orejas (otoplastia)

La otoplastia es la cirugía que corrige la forma de las orejas prominentes o de soplillo, u otras malformaciones más complejas. En niños la cirugía se realiza con anestesia general o a veces sedación, y en adultos, con anestesia local y sedación suave.

En función de las necesidades y expectativas del paciente, el cirujano le asesorará sobre la técnica más adecuada a aplicar, así como de los resultados que se pueden obtener. La cirugía puede durar desde una hora y media en los casos simples, o prolongarse en deformidades más complejas. Normalmente el ingreso en clínica es de 12 a 24 horas.  El vendaje y las suturas no se retirarán hasta pasada una semana como mínimo, y se aconsejará el uso de una cinta ancha o felpa  durante algunos días más, incluso dormir con ella durante un mes para asegurar los resultados.

Lifting facial

El lifting es una técnica quirúrgica para recuperar la firmeza y reparar la piel colgante de la cara y el cuello. Se trata de un procedimiento muy individualizado, por ello, el primer paso es que el cirujano examine tu rostro, estructura ósea, calidad de la piel y estudie las posibilidades que este procedimiento puede ofrecerte. Antes de la intervención serán necesarios exámenes preoperatorios, incluso no fumar, ni antes ni después de la operación.

La intervención puede durar algunas horas y por lo general no hay molestias destacables posteriores. El cirujano te dará las instrucciones concretas durante tu recuperación para que puedas reincorporarte cuanto antes a tu vida normal. Los resultados de un lifting facial suelen ser excelentes, aunque no aparecen de forma inmediata. Su efectos perduran muchos años después y, aunque el paso del tiempo no se detiene, siempre tendrás un aspecto mejor que antes de la operación.